Posted by comunicacion on September 11, 2017

Con inspecciones sanitarias en comunidades el organismo mantiene vigilancia permanente en comunidades y albergues luego del paso del huracán Irma

SANTO DOMINGO.- El Ministerio de Salud, a través de su Dirección de Salud Ambiental (DIGESA) dispuso la vigilancia para garantizar calidad del agua en las diferentes comunidades del país y principalmente en los alojamientos temporales que se han dispuesto para proteger a las personas desplazadas por el paso del huracán  Irma por territorio dominicano.

El organismo informó que por medio a los coordinadores de salud se mantiene la inspeccionando para garantizar que el agua cuente con los estándares necesarios para el consumo humano, a fin de salvaguardar el bienestar de la salud de las personas, esencialmente para disminuir factores de riesgo en  brotes de enfermedades como leptospirosis, diarrea aguda EDA y cólera.

El doctor Roberto Peguero, director de DIGESA indicó que ´´el personal de salud realiza de manera permanente estudios en el agua de los acueductos, camiones dispensadores y agua almacenada de manera domestica, además de los trabajos de promoción      que se ejecutan con la finalidad de que la ciudadanía manipulen de manera correcta el agua para uso en los hogares´´, explicó el doctor Peguero.

Dijo que en ese orden se mantiene en coordinación permanente con las instituciones encargadas del suministro de agua en todo el territorio nacional, como el Instituto Nacional de Agua Potable y Alcantarillados (INAPA), Cooporación de Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD) y las denominadas CORA o corporaciones de acueductos.

El doctor Peguero dijo que las Direcciones Provinciales de Salud DPS/DAS se encuentran provistas de los equipos e insumos necesarios para medir la cloración de las aguas, acción que se realiza de manera permanente.

Medidas para evitar  leptospirosis

El organismo de Salud reiteró el llamado a la población, en especial a los jóvenes y niños reduzcan el riesgo de contraer leptospira, bacteria que se adquiere al entrar en contacto  con aguas  estancadas, lodazal o cultivos inundados, por lo general contaminados con orinas o pupú de animales (ratones, perros, cerdos, chivos, otros).

Luego de dejar los alojamientos que han sido habilitados temporalmente y desplazarse a sus hogares, también recomienda medidas preventivas como (lavar bien las latas de los alimentos enlatados los alimentos, frutas y vegetales, cocinar bien las comidas, hervir bien el agua y ponerle 5 gotas de cloro por galón).

  

Dirección General de Comunicación Estratégica

Distrito Nacional, República Dominicana;

08 de septiembre de 2017.-